El bruxismo es el hábito de apretar o rechinar los dientes durante el día o durante la noche, consciente o inconscientemente. Es una disfunción que afecta a un 20% de la población y que provoca un dolor en la musculatura implicada en la masticación, la mímica facial y la zona cervical. Además, puede provocar cefaleas, dificultad al tragar, tendencia a la afonía, limitación de apertura de la boca y por supuesto un desgaste en los dientes.  Para paliarlo el odontólogo recomendará el uso de una férula de descarga que tendrás que colocarte cada noche para dormir. También se puede recurrir a la osteopatía para aliviar los síntomas y corregir los daños hechos. La causa del bruxismo es multifactorial: problemas de una mala oclusión dental, el estrés, la ansiedad o un traumatismo directo sobre la mandíbula. Cuando masticamos de manera correcta apoyamos sobre 4 pilares básicos: los caninos y los molares. La articulación temporo-mandibular (ATM) es la más usada de todo el cuerpo alrededor de 2000 veces abrimos y cerramos la boca por día. El cierre de la ATM es extremadamente fuerte y potente entre 80 y 200 kg por cm3. Imagínate que sucedería si repitiéramos ese mismo cierre durante 6-8 horas mientras estamos durmiendo…

¿A qué estructuras afecta el bruxismo?

El bruxismo provoca muchos daños físicos como el desgaste de los dientes, lo que implica una mala oclusión dental y eso tendrá como consecuencia una modificación de la postura global del cuerpo. Me explico, el cuerpo humano siempre intenta compensar los desequilibrios que aparecen a lo largo de la vida. Entonces, para compensar esa mala oclusión dental de manera inconsciente, inclinaremos la cabeza hacia un lado, la cintura escapular del otro lado y la cintura pélvica del otro lado. Esas compensaciones provocaran una torsión de la columna vertebral y seguramente dolores de espalda.

También el bruxismo provoca tensión en la mandíbula que se nota cuando al abrir la boca vemos una ligera desviación de la barbilla hacia un lado. Eso es debido a una tensión demasiado fuerte de los músculos de la mandíbula, que con el tiempo provocará dolor y crujidos en la zona de la ATM. Para compensar este fenómeno la musculatura de la nuca que conecta la ATM con la columna cervical, se tensará mucho para ofrecer una protección, pero al mismo tiempo podrá comprimir el orificio de salida de muchos nervios del cráneo. Esto puede provocar cefaleas, mareos, modificación de la sensibilidad facial y puede también insomnio. Es sobre todos estos síntomas que la osteopatía puede actuar y ser muy eficaz.

¿Qué es la osteopatía?

La osteopatía es una disciplina tanto preventiva como curativa que actúa sobre las articulaciones, los músculos, las membranas, los sistemas digestivos y viscerales, la esfera craneal, los sistemas nerviosos y vasculares. Es el arte de diagnosticar y tratar con las manos las disfunciones de micro movilidad de los tejidos del cuerpo que causan trastornos funcionales que pueden alterar el estado de salud. La osteopatía se basa en la investigación de los enlaces de causa y efecto, entre los trastornos mecánicos y las patologías que resultan. Por lo tanto, no está directamente dirigida a los síntomas presentados por el cliente, sino sobre las causas funcionales que podrían provocarles. La práctica de la osteopatía se rige por 3 principios fundamentales: el tratamiento del cuerpo en su totalidad, la interrelación entre la estructura y su función, y la capacidad del cuerpo para regularse a sí mismo.

¿De qué manera la osteopatía puede aliviar los síntomas del bruxismo?
Primero, para aliviar los dolores de espalda debidos a la torsión de la columna, el osteópata podrá realinear la columna vertebral practicando manipulaciones articulares y también estirar y relajar toda la musculatura de la espalda. Por el exceso de tensión de los músculos de la mandíbula, el osteópata también podrá realizar técnicas de relajación y estiramientos de esa musculatura con el fin de devolver un movimiento correcto a la apertura de la boca.  Para aliviar y reducir la compresión en la zona del orificio de salida de los nervios del cráneo el osteópata podrá utilizar técnicas craneales.

En fin, como la osteopatía es una terapia que trata el cuerpo en su totalidad, el osteópata realizara una armonización global del cuerpo.

Margaux Lepage, osteópata y masajista.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *